Mi ordenador parece conectar correctamente a la red inalámbrica. Internet Explorer dice que no puede trabajar sin conexión.

Este problema suele ocurrir porque ha configurado Internet Explorer para que utilice por defecto una conexión de red distinta a la inalámbrica (normalmente para uso en su ubicación habitual), que no tiene disponible en ese momento.

Para comprobarlo, elija en Explorer Herramientas -> Opciones de Internet y haga clic en la pestaña Conexiones. Bajo el apartado "Configuración de Acceso Telefónico" aparecen las posibles conexiones que haya definido y tres opciones de uso. Asegúrese que ha elegido la primera opción "No marcar una conexión nunca".

Aplique los cambios y reintente la conexión. Si vuelve a obtener un mensaje de que la página no está disponible sin conexión, seleccione ahora "Conectar".